En nuestra sociedad actual todos introducimos a nuestros cuerpos sustancias ácidas con las bebidas, alimentos, los agregados químicos de los alimentos preparados, fármacos y el tabaco que se unen a los desechos precedentes de las reacciones metabólicas que a diario tienen lugar en nuestro interior. Todas estas cosas acidifican el organismo aunque afortunadamente nuestro organismo tiene medios para neutralizarlos y eliminarlos. El problema comienza cuando la cantidad de ácidos sobrepasa la cantidad de los mismos que podemos contrarrestar y luego eliminar. Esto causa un desequilibrio en el PH de cuerpo dando como resultado Alcalosis y Acidosis.                                                                                          La Acidosis se debe a la ingesta de sustancias acidificantes pero también a la metabolización incompleta de la glucosa, de las grasas o de las proteínas así como una insuficiencia hepática o pancreática.

Consecuencias de la Acidosis

  • Depresión del sistema nervioso central, que en casos extremos lleva a la desorientación y en casos extremos la muerte.
  • Desmineralización del organismo, ya que éste tiene que utilizar los minerales alcalinizantes para contrarrestar la acidez
  • Alteración del metabolismo celular
  • Alteraciones gástricas y renales
  • Provoca disfunciones en las glándula endocrinas
  • Da lugar a la formación de depósitos en las extremidades
  • Facilita las infecciones e inflamaciones recidivantes
  • Da lugar al depósito de piedras en los riñones y la vesícula, entre otros

Consecuencias de la Alcalosis

  • Aumento en la excitabilidad del sistema muscular
  • Arritmias
  • Paros Cardiacos

Cómo Saber si Nuestro Organismo Está Acidificado o en Alcalosis?

Esto lo podemos saber, midiendo el PH de la orina. Para ello basta humedecer una tira de papel indicador del mismo (se puede adquirir en las farmacias) con la segunda orina de la mañana (la primera es muy ácida), luego compare el tono con las muestras que vienen en el frasco y sabrá su nivel de PH.

Recomendaciones Generales

  • Beba abundante agua de calidad
  • Haga ejercicio moderado diariamente
  • Oxigénese de forma adecuada, ya que del oxígeno depende la oxidación de los ácidos y su transformación en elementos fácilmente eliminables
  • No fume

Alimentos Beneficiosos

  • Las Frutas. Todas –cuando están maduras- salvo las ciruelas y los arándanos por ser muy ácidas
  • El Banano, por su riqueza en potasio, mineral que transforma sales alcalinas y además facilita la eliminación del ácido úrico.
  • La Granada, alcaliniza sobre todo el estómago y la sangre además de favorecer la eliminación por la orina de las sustancias ácidas.
  • Verduras, semillas germinadas y tubérculos.
  • Tomate, aunque contiene ácidos orgánicos como el málico y el oxálico, éstos se transforman en sustancias alcalinas en el organismo.
  • La Endibia y la Escarola, aportan sales minerales de acción alcalinizante sobre la sangre.
  • Espinacas y Apio
  • Remolacha roja, contiene potasio, calcio y magnesio, minerales alcalinizantes
  • Almendras y Castañas
  • Garbanzos y Judías Secas

Complementos

  • Glicina, este aminoácido es un potente antiácido a nivel estomacal e intestinal.
  • Calcio, Potasio, Magnesio, Sodio, Hierro, Manganeso y Cobre, al ser minerales alcalinizantes son útiles en casos de acidosis.
  • Vitaminas del Grupo B, son fundamentales al participar como coenzimas en multitud de actividades metabólicas.

Recuerda que tanto como el tratamiento a seguir como las dosis adecuadas debe indicarlas un especialista de la salud, esta información es de carácter orientativo.