La ENDOMETRIOSIS es una misteriosa enfermedad que afecta a muchas mujeres durante sus años de fertilidad. El nombre surge de la palabra “endometrio” que es el tejido que recubre la pared interna del útero, y “endo” que viene de adentro, o sea endometrio localizado dentro la cavidad abdominal y pélvica, por fuera del útero. De esta manera, la Endometriosis se localiza en forma de “nódulos”, “tumores”, “lesiones” y “crecimientos” a nivel de ovarios, trompas de Falopio, y el revestimiento de la cavidad pélvica.

La mayoría de las pacientes que sufren de endometriosis  presentan SINTOMATOLOGIA de dolor pélvico severo tipo cólico e inflamación antes y durante la menstruación, dolor durante o después de la relación sexual, infertilidad y sangrado vaginal profuso. Otros síntomas pueden incluir fatiga, movilidad intestinal dolorosa durante la menstruación, dolor lumbar, diarrea y/o estreñimiento durante la menstruación. La intensidad del dolor no esta necesariamente ligada a la extensión o severidad de la endometriosis. A veces pequeños focos de endometriosis pueden causar exagerado dolor, y endometriosis asociada con adherencias, es asintomática. Todo depende de la producción activa de Prostaglandinas (sustancia que estimula la contractilidad uterina y causa dolor) por los focos endometriósicos.

La COMPLICACIÓN mas frecuentemente asociada a la Endometriosis Pélvica es la INFERTILIDAD causada por las adherencias o “telarañas” producidas por los focos endometriosicos.  Otras complicaciones están relacionadas con la ruptura de los nódulos cuando forman quistes endometriosicos, obstrucción intestinal cuando compromete el colon, síntomas urinarios cuando esta afectada  la vejiga, y sangrado uterino anormal cuando los nódulos se implantan en el músculo uterino causando Adenomiosis. En raras ocasiones los nódulos endometriósicos pueden encontrarse en cicatrices quirúrgicas abdominales, la vagina , el cuello del útero, y  en el pulmón. Aunque es muy raro que estos nódulos endometriosicos se malignicen, sí existe una relación entre endometriosis y cáncer de ovario, seno y malanoma (piel), por lo cual las pacientes no deben ignorar sus síntomas.

La CAUSA de la Endometriosis es desconocida, pero diversas teorías han sido elaboradas. Una de ellas es la menstruación retrógrada, o sea que parte de la menstruación se devuelve por las trompas de Falopio del útero hacia la cavidad abdominal. Esto esta asociado a la teoría inmunológica que explica una falta de las defensas individuales de ciertas mujeres para rechazar la implantación de esta menstruación retrograda. La teoría genética explicaría la predisposición familiar de algunas pacientes.

El DIAGÓSTICO de la Endometriosis puede sospecharse ante la presencia de síntomas, pero solo la visualización directa de la cavidad abdominal y pélvica  por el procedimiento denominado Laparoscopia permite hacer un diagnostico certero.  La Laparoscopia es un  procedimiento quirúgico mínimamente invasivo, realizado bajo anestesia general,  ambulatorio, asociado a poco dolor y rápida recuperación post operatoria. Insuflando la cavidad abdominal con CO2, se introduce a nivel umbilical un telescopio de solo 5 a 10 mms de diámetro adaptado a una fuente de luz y un monitor de televisión. Utilizando instrumentos de unos pocos mms de diámetro, la Laparoscopia permite además cauterizar y resecar  focos y quistes endometriósicos así como liberar las adherencias asociadas a la infertilidad.

El TRATAMIENTO de la endometriosis pélvica ha variado durante los últimos años, pero ninguno asegura una curación definitiva. Debido a que la endometriosis esta asociada a la función hormonal, el TRATAMIENTO HORMONAL  tiene el propósito de detener la ovulación por el mayor tiempo posible y puede, a veces, ocasionar la remisión de la enfermedad durante el tiempo que dure el tratamiento, y, en ocasiones, por meses o años. Los tratamientos hormonales incluyen los anticonceptivos orales y la progesterona oral, inyectada, o administrada a través del implante transdérmico (Implanon) o el dispositivo intrauterino con levonorgestrel (Mirena), los cuales constituyen los tratamientos de elección en adolescentes y mujeres que desean planificar. El derivado de la Testosterona (Danazol) es excelente pero en algunas pacientes puede causar acné.
Por último, el Agonista de la GnRH. (Lupron, Zoladex) que produce en la mujer una “menopausia medicamentosa”, es el tratamiento ideal para pacientes infértiles pero tiene como efectos secundarios síntomas de menopausia como calores, resequedad vaginal y, en ocasiones, depresión.
Recordemos que el tratamiento de elección para la endometriosis es el Embarazo, ya que provoca la remisión de los síntomas y previene la infertilidad. Por esta razón se recomienda a las pacientes con endometriosis pélvica no postergar mucho los hijos. Mientras tanto, pueden detener y revertir la evolución de la enfermedad con los anticonceptivos hormonales ya mencionados.

El TRATAMIENTO QUIRÚRGICO de la endometriosis puede realizarse en el momento de la Laparoscopia. En casos extremos, al completar  la fertilidad deseada,  la mujer podría decidir realizarse una Histerectomía con Salpingo-ooforectomia bilateral (extraer la matriz y los ovarios), pero esto precipitaría la menopausia y no es garantía de “curación” de la enfermedad.

Sin lugar a dudas, la endometriosis es una de las enfermedades mas misteriosas entre las que afectan a las mujeres, jóvenes o adultas. Lo importante es una consulta temprana que permita  prevenirla y tratarla adecuadamente.