La Vulvaginitis Moniliásica consiste en una colonización vaginal por la cándida álbicans, un hongo que causa ardor y rasquiña vaginal, muchas veces intolerable. Se asocia a un flujo vaginal blanquecino, como “leche cortada” y a una irritación vulvar severa, como una “pañalitis”.

Los factores que predisponen a este tipo de colonización vaginal se asocian con una baja de defensas que puede ser por tomar antibióticos o consumir muchos dulces. Por esta razón se aconseja evitar el consumo indiscriminado de antibióticos sin necesidad y evitar los dulces. A veces el primer síntoma de una diabetes puede ser una infección vaginal por hongos.

En caso de hongos vaginales recurrentes se recomienda elevar las defensas tomando diariamente un yogur natural sin dulce que contiene lactobacilos, que son las defensas naturales de la vagina. Estos lactobacilos también pueden tomarse en pastillas o colocándose vaginalmente en forma de óvulos o cremas.  Se recomienda también evitar el calor y la humedad vaginal secàndose bien, utilizando interiores de algodón, evitar las lycras, y cambiarse inmediatamente después de hacer gimnasia o nadar en la playa o la piscina.

Unos hábitos alimenticios sanos, evitando dulces y harinas blancas, consumiendo mucho yogur, es la mejor defensa contra los hongos.  Tambièn evitar el calor y la humedad. Y, en ocasiones, se recomienda los mismos cuidados a la pareja, ya que frecuentemente el hongo se acumula en el prepucio y se transmite por vía sexual.

El tratamiento consiste en tabletas y cremas vaginales con acción anti hongos, pero mientras mejora la sintomatología cremas como “procicar”, “desitin” y “multilind”  mejoran considerablemente la desesperante rasquiña vaginal.

Para mayor información, consúltanos…